Santander

Santander, tierra grata que encarna enormes e insondables valores: Gente amable, presta a servir, recibe al visitante con aprecio y lo hace sentir en casa, es una constante en los santandereanos. Otrora gestores de grandes hazañas libertarias, hoy el santandereano emprendedor, camina hacia adelante con el liderazgo que exigen las bravas breñas donde se asienta. Guardian de nobles tradiciones heredadas que convierte en el deleite de quienes por acá pasan. Sentimental y soñador, le encanta a la belleza, a la naturaleza, al amor…a la vida. Respetuoso de las creencias y filosofías propias y ajenas, cimenta su espíritu en principios que le dan sentido a su propio proceder.